Mi producto ideal

  • PASO 1
  • PASO 2
  • PASO 3

Nombre y Correo

¿Qué tipo de piel tienes?

Si cuentas con piel grasa, tu rostro suele verse muy brilloso con poros más grandes, puntos negros y espinillas en nariz, barbilla y frente. Suelen aparecer granos esporádicos que se convierten en un lío.

Si cuentas con piel seca, tu rostro suele verse tieso y seco a pesar de lavarlo y de mantenerlo hidratado. También tienes tendencia a piel rojiza y manchas.

Si cuentas con piel sensible, sueles tener manchas rojas, picazón o ardor en el rostro. Como ciertos productos pueden irritarla, si no usas los correctos, sueles terminar con el rostro irritado o con inflamación.

Si cuentas con piel mixta, los poros suelen ser de tamaño mediano y la zona “T” suele ser más grasosa. El resto de tu piel puede ser suave, tener una textura particular o estar seca, y los puntos negros suelen aparecer alrededor de la nariz. Es el tipo de piel más común.

Si cuentas con piel normal, tu cara tiene el mismo tono y textura, no sueles tener problemas de acné y los poros son muy pequeños. Es el tipo de piel más inusual y los granitos suelen aparecer de vez en cuando.

Si cuentas con piel grasa, tu rostro suele verse muy brilloso con poros más grandes, puntos negros y espinillas en nariz, barbilla y frente. Suelen aparecer granos esporádicos que se convierten en un lío.

Siguiente

¿Cuántas veces te lavas la cara al día?

Tenemos un producto AXEL para ti

{{ response.name }}
{{ response.description }}
Repetir Test